- El jazz de Chicago y New York

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

King Oliver, Louis Armstrong, Sidney Bechet, Jelly Roll Morton o Johnny Dodds, entre otros muchos, se trasladaron a la “ciudad del viento” y grabaron allí sus primeros discos, a comienzos de la década de 1920. El estilo de Chicago se desarrolló como consecuencia de la conjunción de los músicos negros de Nueva Orleans y de jóvenes estudiantes y aficionados blancos que imitaban a aquellos, y supuso algunos cambios importantes incluso en la instrumentación típica, al comenzar a asentarse el saxofón. Un buen número de músicos de gran relevancia son representativos del estilo: Erskine Tate, Eddie Condon, Muggsy Spanier, Wingy Manone, Pee Wee Russell o, como figura más relevante, Bix Beiderbecke. Desde muy temprano, el jazz se introdujo también en Nueva York, inicialmente a través de los pianistas que tocaban ragtime y boogie woogie en los honky tonks, como James P. Johnson, Willie “The Lion” Smith o Luckey Roberts, pero también gracias a bandas, como la de Jimmy Reese Europe o “The Memphis Students”, dirigida por Will Dixon y Will Marion Cook. Sin embargo, el verdadero estilo de Nueva York, o High Brow, comenzó con la orquesta de Fletcher Henderson. Sería precisamente Henderson quien mejor representó la nueva forma de tocar un tipo de jazz estilizado, menos localizado y más universal. Pero la escuela de Nueva York dio un nombre de mayor proyección aún, Duke Ellington, que alcanzó gran fama con sus sesiones en el Cotton Club de Harlem. Otros referentes importantes del estilo fueron Red Nichols y sus “Five Pennies”, los McKinney’s Cotton Pickers de William McKinney y Don Redman, así como la banda del pianista Sam Wooding o la del panameño de nacimiento, Luis Russell.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.